Carta a Donald Trump en respuesta a sus declaraciones sobre Fidel.

260px-logoujc2

Por: Julio Alejandro Gómez Pereda / Palabras entre el café

Presidente electo de los Estados Unidos de América Donald Trump:

Nunca pensé que escribiría en un mismo año dos cartas a presidentes distintos de Estados Unidos. En mi misiva a Obama luego de su discurso en el Gran Teatro de la Habana Alicia Alonso, consideré nuestras diferencias, dejé  establecidos mis puntos de vista al respecto, pero fui respetuoso y cortés con un hombre que como mínimo ha mantenido la compostura diplomática en su trato con Cuba.

En esta oportunidad, reconozco que me motivan situaciones diferentes, usted eligió el peor día para hablar de Fidel Castro en los términos en los que lo hizo, y quedar callado ante semejantes declaraciones, sería como aceptar sus ataques y mirar a otro lugar mientras permanezco de rodillas.

Cuando en la madrugada de hoy conocí la noticia de la muerte del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, el mundo quedó sin sentido por varios segundos, es la sensación de quien no espera nunca vivir un momento como ese. Muchos cubanos dentro de los que me encuentro, hubiésemos preferido dar años de nuestras vidas, o morir primero, por el solo hecho de mantener vivo a Fidel por más tiempo. No es fanatismo, es amor.

Antes de salir de mi casa, me senté junto a mi hijo que aún dormía y observé su respiración, mientras pensaba que le tocaría enfrentarse a un mundo sin Fidel. Su historia será distinta a la mía, porque no lo escuchará en sus discursos, no lo tendrá para ir a la Plaza de la Revolución y decirle adiós mientras desfilamos juntos, no podrá disfrutar de su barba y su uniforme verde olivo, salvo por lo que nosotros seamos capaces de mostrarle, pero aún así, salí de mi casa seguro de que mi hijo amará a Fidel, porque él está encarnado en cada uno de nosotros.

Cuando a las 8 de la mañana vi el tweet que usted lanzó pensé en lo absurdo de su contenido, e incluso respondí a su cuenta oficial. Con el desarrollo del día llegaron sus infortunadas declaraciones, y con ellas, esta necesidad de responderle desde el más profundo dolor de un hijo, ante la pérdida de un padre.

Señor Trump, usted no conoce a Fidel Castro, usted no sabe nada de la historia de Cuba y lo demuestran sus absurdas e hirientes palabras, usted se comporta como un títere de la política más baja y ruin, como un hombre desatinado, sin sentido, y acaba de vaticinar que George W. Bush, podría haber sido solo un ensayo para lo que sufrirá el mundo durante su mandato.

Sus declaraciones son irrespetuosas con un pueblo que ama y sufre la pérdida de su líder histórico, sus declaraciones no tienen en cuenta el básico honor y respeto que debe existir entre contrarios. Puede estar seguro de que el pueblo de Cuba no va a olvidar sus palabras, y las tendrá en cuenta ante cada paso que demos con su administración. No crea que tenemos miedos de sus medidas o sus locuras, sabemos vivir en las mayores necesidades provocadas por el imperio, estamos dispuestos a la convivencia pacífica y respetuosa, pero no somos de los pueblos que no veneran a sus muertos, nosotros los defendemos con los huesos y la piel, al precio que sea necesario pagar, incluso el hostigamiento de su administración, que se presenta como el preludio de la caída del Imperio.

Al llamar a nuestro Fidel dictador brutal, recuerdo a Rubén Martínez Villena, cuando parado frente al dictador Gerardo Machado descubrió a un hombre bruto, salvaje, desconocedor del comunismo, y una amenaza para América Latina. Por lo tanto, creo que no hay otra figura que como usted, merezca ser nombrado de la misma forma que el tirano: Asno con Garras!!

Fidel vive y vivirá en su pueblo, Fidel iluminará el camino de nuestra Revolución, una Revolución que será cada día mejor, más justa y más humana, más internacionalista y más proletaria. Usted solo podrá armar rabietas desde su silla presidencial y tomar decisiones a golpe de pluma, que solo nos harán más fuertes.

Créame, no hay mejor placer que terminar diciéndole que Cuba es y será un pueblo de Patria o Muerte, y que con Fidel estaremos Hasta la Victoria Siempre.

Julio Alejandro Gómez Pereda

Autor del blog Palabras entre el café

http://www.palabrasentreelcafe.wordpress.com

 

 

 

Anuncios

Nota de Prensa de la Comisión Organizadora del Comité Central del Partido, el Estado y el Gobierno para las honras fúnebres del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz

Nota de Prensa de la Comisión Organizadora

La Comisión Organizadora del Comité Central del Partido, el Estado y el Gobierno para las honras fúnebres del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, informa a la población que a partir del 28 de noviembre, desde las 09:00 hasta las 22:00 horas, en el Memorial “José Martí”, la población de la capital podrá acudir a rendirle merecido homenaje a su líder, el cual se extenderá hasta el 29 de noviembre en el horario comprendido entre las 09:00 y las 12:00 horas.

Los días 28 y el 29 de noviembre, entre las 09:00 y las 22:00 horas, en los lugares que se informarán oportunamente en cada localidad, incluida la capital, todos los cubanos tendremos la posibilidad de rendir homenaje y firmar el solemne juramento de cumplir el concepto de Revolución, expresado por nuestro líder histórico el primero de mayo del 2000, como expresión de la voluntad de dar continuidad a sus ideas y a nuestro socialismo.

El día 29 de noviembre, a las 19:00 horas, se realizará un acto de masas en la Plaza de la Revolución “José Martí” de la capital.

Al día siguiente se iniciará el traslado de sus cenizas por el itinerario que rememora La Caravana de la Libertad en enero de 1959, hasta la provincia de Santiago de Cuba, concluyendo el día 3 de diciembre.

Este propio día, a las 19:00 horas, se realizará un acto de masas en la Plaza “Antonio Maceo”.

La ceremonia de inhumación se efectuará a las 07:00 horas del día 4 de diciembre en el cementerio de “Santa Ifigenia”.

Igualmente se informa a nuestro pueblo que la Revista Militar y marcha del pueblo combatiente por el 60 aniversario del desembarco de los expedicionarios del yate Granma, día de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, se pospone para el 2 de enero de 2017.

Comisión Organizadora

El Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz es INMORTAL.

portada-580x321

Viva Fidel!

En estos momentos pienso en todos los que se han ido, en Camilo, en el Che, en nuestros héroes que han pasado a nutrir la historia. Pienso en ellos porque Fidel nos enseñó a refugiarnos en ellos antes las adversidades. La muerte del Comandante en Jefe, es el dolor más profundo que podría sentir el pueblo de Cuba, pero nos vamos a refugiar en él desde ahora, porque su ejemplo, el camino andado por él, su visión y su sabiduría, forman parte ya de la propia naturaleza del pueblo cubano.

Fidel no se ha ido, será sembrado, ha sido absuelto por la historia, y sus raíces permanecerán intactas, evolucionando y creciendo en cada uno de nosotros, para que podamos construir desde él y por él la Cuba que todos queremos.

El Socialismo cubano es irreversible. Que no se hagan ilusiones los enemigos de la Revolución, porque la barba del Comandante se multiplica en millones, porque su fusíl está en nuestras manos, porque su uniforme lo vestimos todos. Él lo dijo una vez: Cada uno de nosotros llegado el momento debemos ser nuestro propio Comandante en Jefe. Ahora todos somos Fidel. Fidel no ha desaparecido, se fortalece y se multiplica.

Viva Cuba Libre! Viva Fidel! Viva Fidel! Viva Fidel!

Hasta la Victoria Siempre Comandante.

Comandante en Jefe, Ordene!!

A Manolín: FIDEL SOMOS TODOS

01 fIDEL

Por: Julio Alejandro Gómez Pereda / Palabras entre el café

21 de abril 2016

Desde la Habana

Manuel:

Al hacer público tu reciente artículo contra Fidel, acabas de caer inexorablemente, ante los ojos de Cuba, en la más profunda muerte política.

Fidel es el gesto de cariño más profundo en la cara de cualquier cubano, es la sonrisa de un pionero, es el dedo de mi hijo señalando su retrato en mi casa y aplaudiendo después, mientras todos sonreímos orgullosos. Fidel es uno más en cada familia cubana, y a la vez todos somos él, porque en su individualidad es la mayor representación colectiva de este pueblo.

La vida revolucionaria de Fidel empieza en el pueblo y algún día también terminará en el pueblo, pero debajo del amor que sentimos hacia él, quedará siempre, porque es regla universal dictada por Martí “la probable ingratitud de los hombres” que como tú, comercian con su pensamiento y su conducta, en función de sus más bajos intereses personales.

Tú sabes qué pasa Manuel, que como tú dices, te quedaste con muchas dudas en tu formación, pasa que te encantaron los cantos de la aparente abundancia y que te creíste merecedor de más de lo que el pueblo tiene y por eso lo abandonaste, no te fue suficiente con el pueblo de Cuba y hoy cargas contra él como el traidor más sucio y despreciable.

Fidel les duele a los que como tú, han cultivado el odio y el desamor, Fidel les duele porque es vida, porque es humanidad, porque es universal, les duele porque se fue de los límites de Cuba, porque se convirtió en un insomne vigilante de las causas justas y con sus ideas nacieron otros hombres y mujeres dignos que han ido desplazando a los cantos de sirena que terminaron por comprarte el alma.

Sabes por qué escribes contra él, porque ya no nos conoces, ya no formas parte de este pueblo y te has trastocado en un apátrida, porque allá tampoco te quieren y tienes que comer del odio que destilan los enemigos de Cuba.

Es claro que todo esto es una maniobra burda para ganarte unos espacios en la prensa recalcitrante yanqui, porque con la música ya no puedes hacer más y ahora, cargas contra Cuba sin el menor reparo, sin raíces, sin dolor.

Es en tus actos en los que hay desprecio por Cuba y por América Latina, eres tú quien posees una primitiva concepción del mundo, en la que se hacen trueques entre principios y comida.

Tu descripción de Fidel es infinitamente errada, pero está muy acorde con el precio que pagarán por ella los que desde Miami te han despreciado en más de una ocasión.

Cuba es profundamente antiimperialista, cuba es profundamente Martiana y es además de socialista, profundamente Fidelista, eso, duélale a que le duela y pésele a quien le pese.

Tratar de mantener el tono en estas letras es complicado, porque lo más exacto sería decirte pendejo y asegurar que en presencia de un revolucionario, antes de hablar de Fidel te meterías la lengua dónde no da el sol, pero no vale la pena, decir que eres un mierda, sería una innecesaria redundancia.

A Fidel lo tendremos para siempre, tú eres insignificante.

En Cuba, hay una frase que habla de la dignidad y el coraje de los hombres: Yo me muero como viví.

Adios Manolín.

Julio Alejandro Gómez Pereda

Palabras del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz durante la clausura del VII Congreso del Partido Comunista de Cuba.

El comandante en Jefe durante sus palabras en la clausura del VII Congreso del Partido.

El comandante en Jefe durante sus palabras en la clausura del VII Congreso del Partido.

Fidel Castro Ruz. Comandante en Jefe y Líder Histórico de la Revolución Cubana.

Constituye un esfuerzo sobrehumano dirigir cualquier pueblo en tiempos de crisis. Sin ellos, los cambios serían imposibles.

Constituye un esfuerzo sobrehumano dirigir cualquier pueblo en tiempos de crisis. Sin ellos, los cambios serían imposibles. En una reunión como esta, en la que se congregan más de mil representantes escogidos por el propio pueblo revolucionario, que en ellos delegó su autoridad, significa para todos el honor más grande que han recibido en la vida, a este se suma el privilegio de ser revolucionario que es fruto de nuestra propia conciencia.

¿Por qué me hice socialista, más claramente, por qué me convertí en comunista? Esa palabra que expresa el concepto más distorsionado y calumniado de la historia por parte de aquellos que tuvieron el privilegio de explotar a los pobres, despojados desde que fueron privados de todos los bienes materiales que proveen el trabajo, el talento y la energía humana. Desde cuándo el hombre vive en ese dilema, a lo largo del tiempo sin límite. Sé que ustedes no necesitan esta explicación pero sí tal vez algunos oyentes.

Simplemente hablo para que se comprenda mejor que no soy ignorante, extremista, ni ciego, ni adquirí mi ideología por mi propia cuenta estudiando economía.

No tuve preceptor cuando era un estudiante de leyes y ciencias políticas, en las que aquella tiene un gran peso. Desde luego que entonces tenía alrededor de 20 años y era aficionado al deporte y a escalar montañas. Sin preceptor que me ayudara en el estudio del marxismo-leninismo; no era más que un teórico y, desde luego, tenía una confianza total en la Unión Soviética. La obra de Lenin ultrajada tras 70 años de Revolución. ¡Que lección histórica! Se puede afirmar que no deberán transcurrir otros 70 años para que ocurra otro acontecimiento como la Revolución Rusa, para que la humanidad tenga otro ejemplo de una grandiosa Revolución Social que significó un enorme paso en la lucha contra el colonialismo y su inseparable compañero, el imperialismo.

Quizás, sin embargo, el peligro mayor que hoy se cierne sobre la tierra deriva del poder destructivo del armamento moderno que podría socavar la paz del planeta y hacer imposible la vida humana sobre la superficie terrestre.

Desaparecería la especie como desaparecieron los dinosaurios, tal vez habría tiempo para nuevas formas de vida inteligente o tal vez el calor del sol crezca hasta fundir todos los planetas del sistema solar y sus satélites, como gran número de científicos reconocen. De ser ciertas las teorías de varios de ellos, las cuales los legos no ignoramos, el hombre práctico debe conocer más y adaptarse a la realidad. Si la especie sobrevive un espacio de tiempo mucho mayor las futuras generaciones conocerán mucho más que nosotros, aunque primero tendrán que resolver un gran problema. ¿Cómo alimentar los miles de millones de seres humanos cuyas realidades chocarían irremisiblemente con los límites de agua potable y recursos naturales que necesitan?

Algunos o tal vez muchos de ustedes se pregunten dónde está la política en este discurso. Créanme que me apena decirlo, pero la política está aquí en estas moderadas palabras. Ojalá muchos seres humanos nos preocupemos por estas realidades y no sigamos como en los tiempos de Adán y Eva comiendo manzanas prohibidas. ¿Quién va a alimentar a los pueblos sedientos de África sin tecnologías a su alcance, ni lluvias, ni embalses, ni más depósitos subterráneos que los cubiertos por arenas? Veremos que dicen los gobiernos que casi en su totalidad suscribieron los compromisos climáticos.

Hay que martillar constantemente sobre estos temas y no quiero extenderme más allá de lo imprescindible.

quedarán las ideas de los comunistas cubanos como prueba de que en este planeta, si se trabaja con fervor y dignidad, se pueden producir los bienes materiales y culturales que los seres humanos necesitan, y debemos luchar sin tregua para obtenerlos. A nuestros hermanos de América Latina y del mundo debemos trasmitirles que el pueblo cubano vencerá.

Pronto deberé cumplir 90 años, nunca se me habría ocurrido tal idea y nunca fue fruto de un esfuerzo, fue capricho del azar. Pronto seré ya como todos los demás. A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos como prueba de que en este planeta, si se trabaja con fervor y dignidad, se pueden producir los bienes materiales y culturales que los seres humanos necesitan, y debemos luchar sin tregua para obtenerlos. A nuestros hermanos de América Latina y del mundo debemos trasmitirles que el pueblo cubano vencerá.

Tal vez sea de las últimas veces que hable en esta sala. He votado por todos los candidatos sometidos a consulta por el Congreso y agradezco la invitación y el honor de escucharme. Los felicito a todos, y en primer lugar, al compañero Raúl Castro por su magnífico esfuerzo.

Emprenderemos la marcha y perfeccionaremos lo que debamos perfeccionar, con lealtad meridiana y la fuerza unida, como Martí, Maceo y Gómez, en marcha indetenible.

Fidel Castro Ruz

Elegido nuevo Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Secretariado y Buró Político.

images (1)

Por: Julio Alejandro Gómez Pereda / Palabras entre el café

El VII Congreso del Partido Comunista de Cuba concluyó hoy en la Habana, con la presencia del invicto Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, y nuestro General de Ejército Raúl Castro Ruz a la cabeza.

Durante la clausura se dio a conocer el nuevo Comité Central del PCC, el Secretariado y el Buró Político, los que quedaron integrados de la siguiente forma:

Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba

José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Partido Comunista de Cuba.

  • Miguel Díaz Canel
  • Esteban Lazo Hernández
  • Ramiro Valdés Menéndez
  • Salvador Valdés Mesa
  • Leopoldo Cintas Frías
  • Bruno Rodríguez Parrilla
  • Marino Murillo Jorge
  • Mercedes López Acea
  • Alvaro López Miera
  • Ramón Espinosa Martín

Nuevos ingresos:

  • Ulises Guilarte de Nascimento
  • Roberto Morales Ojeda
  • Miriam Nicado García
  • Teresa Amarelle Boué
  • Marta Ayala Ávila

Mientras, en el Secretariado, que preside el Segundo Secretario José Ramón Machado Ventura, lo integran:

  • Abelardo Alvarez Gil
  • José Balaguer Cabrera
  • Olga Lidia Tapia
  • Omar Jorge Cuevas Ramos
  • Omar Ruiz Martínez

Hugo Chávez. Absuelto por la Historia

Por: Julio Alejandro Gómez Pereda

Comandante Eterno Hugo Chávez Frías

Comandante Eterno Hugo Chávez Frías

Ojalá que este humilde soldado, campesino que soy, algún día pueda ser absuelto por la historia, por los pueblos; estar a la altura de la esperanza y del amor de un pueblo (…)
Comandante Eterno, Hugo Chávez Frías.
Aló Presidente No. 231
Pinar del Río, Cuba. 21 de Agosto de 2005.

El Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, escribió al conocer sobre la muerte del invencible Chávez: “Nos cabe el honor de haber compartido con el líder bolivariano los mismos ideales de justicia social y de apoyo a los explotados. Los pobres son los pobres en cualquier parte del mundo.” Claro que tenía razón Fidel, Chávez se convirtió desde el día de su siembra en una esencia de esos ideales, en una muestra de lo que un líder noble y justo, puede y debe llegar a ser para sus pueblos.

Quizá alguien se pregunte a que se debe este artículo, y responderé con gusto: Hoy, cuando amanecía, pude presenciar el espectáculo cotidiano de la salida del sol y pensé en Chávez, pensé en su pueblo y en las luchas de Venezuela. Cuando salí a la calle y monté el P3 (ruta de ómnibus) encontré a una estudiante de la Universidad, leyendo Chávez Nuestro, y aquello me pareció una extraordinaria y bella coincidencia. Al llegar a mi oficina, sobre mi mesa de trabajo, tenía el libro Absuelto por la Historia y el primer escrito, es de Hugo Chávez, al leerlo comprendí que el amor que refleja en sus palabras por Fidel, es también un amor de ida y vuelta… y que su esperanza de ser absuelto por la historia, se materializó desde el día en que se levantó por el bien de Nuestra América.

El ejemplo del Comandante Eterno, del Guerrero Bolivariano trascenderá su época, y se perpetuará en el ideario de los hombres que aman y crean, que ahora podrán mirar de frente a cualquier imperio y además de sus próceres de antaño, decir con total orgullo: Y también tenemos a Hugo Chávez!

En estos tiempos difíciles que corren, el pueblo de Venezuela deberá concentrarse en las enseñanzas de Chávez, en la libertad que les dio, en la equidad, pero fundamentalmente, en la dignidad, el tesoro más grande de la Revolución Bolivariana. Chávez le devolvió la dignidad a un pueblo marginado y denigrado por sus antiguos gobernantes.

Miro desde mi Cuba con dolor como muchos parecen ceder ante las políticas agresivas y de terror mediático que establece Estados Unidos contra Venezuela, pero se que la valentía y la fuerza de ese pueblo, les permitirá salir adelante, victoriosos y fortalecidos.

Barack Obama está jugando un nuevo rol con América, pero sabemos que todo es parte del clásico teatro político de Washington. La vigencia de Chávez es indiscutible y mientras  la Casa Blanca, y los asientos de la oposición en la Asamblea Nacional Venezolana huelen a Azufre, Chávez se inmortaliza, y es Absuelto por la Historia.

Carta de un joven cubano al presidente de los Estados Unidos Barack Obama.

ujc-logo-014

22 de Marzo de 2016.
La Habana, Cuba

Sr. Presidente:

Hace apenas unas horas, tuve la oportunidad de escuchar su discurso de manera íntegra por nuestros canales de televisión nacional, y debo reconocer, que son precisamente sus palabras las que motivaron esta carta que ahora, luego de reflexionar sobre lo que ha dicho, me dispongo a escribirle.

Le hablo desde el respeto que siente un joven cubano, por un hombre que ha sido capaz de cambiar la historia de su país, en cuanto a política exterior hacia Cuba se trata, ese será un mérito indeleble durante toda su vida, y lo mejor, es que será un mérito alcanzado multilateralmente.

Me complace mucho que esta nueva etapa, se esté abriendo en nuestros países cuando en Cuba, aún contamos con la Dirección Histórica de la Revolución, pues debería saber, que de no ser así, este proceso sería mucho más complicado para Estados Unidos, pues los cubanos seríamos aún más recelosos.

Quisiera referirme a algunos aspectos del discurso que usted pronunciara hace pocos momentos en el Gran Teatro de la Habana “Alicia Alonso”:

El pueblo de Cuba, ha marcado siempre una diferencia con el resto del mundo en el tratamiento de sus enemigos, el fragmento del poema Martiano que usted mencionaba es prueba de ello, pero también lo es la conducta del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, de nuestro General de Ejército Raúl Castro Ruz, del Guerrillero Heroico Ernesto Che Guevara y del inmortal Señor de la Vanguardia Camilo Cienfuegos Gorriarán, quienes brindaron atención médica, respetaron moral y físicamente a los oficiales y soldados del ejército del dictador Fulgencio Batista, durante la guerra que condujo al triunfo Revolucionario, por lo tanto, no es una conducta nueva en Cuba el respeto a sus contrarios, sino que es una característica natural de nuestro pueblo.

Veo con beneplácito que usted, luego de más de medio siglo de férreas contradicciones, exprese hoy en mi país, que la gobernabilidad de Cuba, es un asunto de Cuba y que Estados Unidos nada tiene que hacer al respecto, y espero que no sean solo palabras y que los fondos de su Congreso, destinado a la subversión interna en la Isla, dejen de ser aprobados, que la NED y la USAID, dejen de promover programas contra la independencia y autodeterminación de Cuba y permitan realmente, que la voluntad del pueblo cubano imponga los cambios que necesitamos y en los que – por demás – ya estamos inmersos.

Su historia personal, su padre emigrante, su madre de pocos recursos y su posición actual, es indiscutiblemente una muestra de su sacrificio personal, de su voluntad de salir adelante, pero tristemente, no es la historia de la mayoría de los hombres que como usted han crecido en Estados Unidos. Yo, en lo personal, conozco muchos más hombres negros asesinados en Estados Unidos, que inmersos – de forma triunfante – en la política de su país.

Cuba es una nación de oportunidades iguales, sin exclusiones sociales, y que como bien usted ha señalado, permite y fomenta una educación igual para niños y niñas, no importa el color de su piel, o la religión e ideología de sus padres, por lo tanto, nuestros niños pueden construir un futuro con las mismas posibilidades y también el esfuerzo individual será determinante en la consecución de sus objetivos, la diferencia está en que la colectividad, la sociedad, fomenta de igual forma estas conductas y respaldas las políticas estatales al respecto.

Usted mencionaba el fin de la Guerra Fría, pero me preocupa que la existencia de naciones socialistas o progresistas en América Latina, se conviertan en el nuevo “bloque” de contradicciones, el caso de Venezuela es uno de los asuntos que ejemplifican esto que menciono y siento que Estados Unidos podría cometer el error de enterrar esa macabra etapa histórica y hacer nacer una nueva, con las mismas intenciones, pero con diferentes o mutados métodos, lo que sería nefasto para nuestros pueblos.

Quiero expresarle desde mi juventud, que considero a mi tierra como un país de Democracia, un país dónde los obreros no solo tienen voz y voto, sino que representan la mayoría y hacia ellos van dirigida las políticas de la Revolución, porque son los obreros, los campesinos, y nosotros los jóvenes el objetivo principal de la política cubana, del desarrollo social, económico y cultural, y vivo además de seguro, plenamente orgulloso de esto.

Usted mencionó que nuestras potencialidades están en nuestra capacidad de creación y estoy de acuerdo, y también mencionó nuestra capacidad de conmover al mundo, y ahí quería hacer un breve alto. Cuba no solo conmueve al mundo, sino que ha sido capaz de movilizarlo desde 1959, y es esa movilización, precisamente la que ha hecho que usted esté cambiando su política exterior hacia nuestro país, porque los pueblos se han aliado a Cuba, los gobernantes de América Latina han cambiado y Estados Unidos fue quedándose solo poco a poco.

Sabemos que nuestra sociedad es imperfecta, que debemos trabajar en aspectos que usted ha señalado y en otros muchos que usted ni imagina, precisamente porque somos una sociedad perfectible, pero tenemos cosas Sr. Presidente, que brillan por encima de nuestros defectos, y como también dijo José Martí: “El sol quema con la misma luz con que calienta. El sol tiene manchas. Los desagradecidos no hablan más que de las manchas. Los agradecidos hablan de la luz.”

Usted hace continua referencia a la necesidad de dejar el pasado. Cuba no puede olvidar el pasado, porque el pasado no es un lastre, es un recuerdo, es un impulso y es nuestra esencia. Cuba puede en virtud del futuro, sentarse en cualquier mesa a hablar de cualquier tema, pero los interlocutores deben ser hombres buenos, aún cuando sean de ideologías distintas, no pueden ser hombres sin decoro, sin honor y sin orgullo patrio, los cubanos, precisamente por la historia, no hablamos con mercenarios o apátridas que dan la espalda a su pueblo en virtud de un interés personal. La individualidad es respetada en mi patria, pero como aprendí desde niño: Los intereses colectivos, están por encima de los intereses personales.

Quiero concluir, agradeciendo una vez más su visita, su honestidad y la simpatía mostrada a nuestro pueblo, pero sería deshonesto conmigo si dejo de incluir en estas letras, mi valoración sobre una frase suya dirigida al General de Ejército cuando dijo: “No necesita tener miedo a una amenaza de Estados Unidos”. Sr. Presidente Barack Obama, Cuba no ha tenido ni tiene ningún miedo, la Revolución ha enfrentado las agresiones de su país durante siglos sin cobardía, hoy encaramos la convivencia pacífica con respeto y diplomacia, pero el futuro no nos asusta, Estados Unidos, no nos da miedo, a fin de cuentas éste sigue siendo un pueblo de Patria o Muerte.

Reciba un cordial saludo de éste joven cubano.

Julio Alejandro Gómez Pereda.
Autor del blog: www.palabrasentreelcafe.wordpress.com

Henry Ramos Allup, cínico y pro yanqui.

Por: Julio Alejandro Gómez Pereda / Palabras entre el café

Henry Ramos Allup es un cínico, y no precisamente de la escuela de cinismo de Antístenes o Diógenes, sino, todo lo contrario, un hombre lleno de ambiciones personales, sujeto a normas clásicas de la democracia burguesa y con padecimientos complejos de superficialidad política y desconocimiento histórico.

Su agresión al pueblo venezolano es incalculable y su desfachatez y falta de respeto son aún mayores. Al referirse a Hugo Chávez, demostró como la desnaturalización humana de la burguesía es llevada a la práctica, y se mostró totalmente ajeno y distante del pueblo que tanto sufrió la desaparición del líder al que admiran y respetan.

En su discurso, además de amenazar con boicotear las rendiciones de cuenta de gestión de los Ministros Venezolanos, dedicó gran parte de su tiempo para hacer entender que la fórmula económica del Socialismo no es viable en Venezuela, utilizando argumentos que lógicamente, excluyen la realidad económica de ese país, que como Cuba, sufre las agresiones económicas de los Estados Unidos, como parte de una política que pretende reconvertir a América Latina en el patio trasero de los Estados Unidos.

La tan cacareada Ley de Amnistía, también abordada por Allup en su intervención, aprovechando la cobertura en cadena nacional, no es más que otro esfuerzo de la derecha por recobrar fuerzas, la excarcelación de los llamados presos políticos, sería una inyección en sangre a la oligarquía venezolana, que se siente hoy envalentonada por los resientes resultados políticos, los que según Allup, son resultado principalmente, de la voluntad del pueblo en dar un “voto de castigo” al gobierno de Nicolás Maduro.

Desde mi perspectiva, los venezolanos no dieron un voto de castigo, sino que fueron víctimas (y en muchos casos la inocencia política fue la condición de mayor peligro) de las manipulaciones y las acciones económicas contra el Gobierno Constitucional establecido, lo que motivó a una parte del pueblo a votar contra sus propios intereses. La superficialidad con la que éste personaje trató el asunto, demuestra su voluntad de desconocer las causas reales y objetivas de Venezuela hoy.

De la misma forma, manifestó (con mucho hincapié) que “la inflación es la consecuencia económica de decisiones políticas”, sin especificar cuáles fueron las causas de estas decisiones, y de no haberse tomado, que impacto tendrían en la sociedad actual; pero claro, él es la oposición venezolana burguesa y oposición que se respete no entra en análisis dialécticos y mucho menos materialistas de los fenómenos, es más sencillo omitir voluntariamente, que reconocer con honestidad.

Hoy Allup está sentado en la silla que dirige la Asamblea, pero el pueblo lo regresará al lugar que le corresponde más temprano que tarde, su vocación neo-liberal (aunque él diga lo contrario y aprovechara la transmisión nacional para divulgar sus publicaciones) y su necesidad de satisfacer intereses contrarios a los del pueblo, que tienen una relación directa con sus intereses personales, lo llevaran con la misma velocidad con que subió, hacia el lugar más bajo de la política Venezolana y carecerá siempre de un lugar en el sentimiento nacional, a diferencia de Chávez, quizá por eso, es incapaz de tolerarlo.

Podría deshacerme en explicaciones, el tema de las viviendas y su interés por privatizarlas y dar la “posibilidad” de comercializar con ellas, su propuesta inocua sobre un inventario de las expropiaciones, nacionalizaciones y ocupaciones a empresas venezolanas, son fragmentos de su discurso que solo demuestran su interés en devolver a Venezuela el lastimoso estado que existía antes de la Revolución, en el que los indígenas eran tomados por ceros, y los cerros no eran más que elevaciones en un horizonte desconocido.

Cuando se refirió a los muertos venezolanos y desconoció la responsabilidad de la oposición en estos hechos, me di cuenta de lo indignante y poco serio de su discurso, cuando pretende liberar a los asesinos de éstas víctimas, me recuerda al imperio y sus heraldos de la muerte, como Posada Carriles u Orlando Bosch, que tanta muerte y dolor generaron al pueblo cubano, veo mucho parecido entre la oposición venezolana y la di$idencia en Cuba, son harina del mismo costal, porque son hechos por las mismas manos.

Venezuela ha de seguir erguida y sólida, ha de levantarse sobre sus derrotas y retomar con más fuerza sus proyectos sociales y tareas humanas (dicho sea de paso, también descalificadas por Allup), ha de seguir adelante con su política exterior, y el desarrollo del único sistema que garantiza la sustentabilidad de la especie humana.

Como joven Revolucionario Cubano, me siento en la obligación de dar mi criterio, y de brindar toda mi responsabilidad y respaldo a los Revolucionarios Venezolanos, porque todos somos parte de la misma historia, porque nos unen Martí y Bolívar, Fidel y Chávez, y estoy convencido y tengo total fe en la victoria de los ideales puros, sobre la enajenación burguesa del hombre que promueve el capitalismo brutal.

 

Mensaje del Comandante en Jefe Fidel Castro a Nicolás Maduro

Querido Nicolás:

Me uno a la opinión unánime de los que te han felicitado por tu brillante y valiente discurso la noche del 6 de diciembre, apenas se conoció el veredicto de las urnas.

En la historia del mundo, el más alto nivel de gloria política que podía alcanzar un revolucionario correspondió al ilustre combatiente venezolano y Libertador de América, Simón Bolívar, cuyo nombre no pertenece ya solo a ese hermano país, sino a todos los pueblos de América Latina.

Otro oficial venezolano de pura estirpe, Hugo Chávez, lo comprendió, admiró y luchó por sus ideas hasta el último minuto de su vida. Desde niño, cuando asistía a la escuela primaria, en la patria donde los herederos pobres de Bolívar tenían también que trabajar para ayudar al sustento familiar, desarrolló el espíritu en que se forjó el Libertador de América.

Los millones de niños y jóvenes que hoy asisten a la mayor y más moderna cadena de escuelas públicas en el mundo son los de Venezuela. Otro tanto puede decirse de su red de centros de asistencia médica y atención a la salud de un pueblo valiente, pero empobrecido a causa de siglos de saqueo por parte de la metrópoli española, y más tarde por las grandes transnacionales que extrajeron de sus entrañas, durante más de cien años, lo mejor del inmenso caudal de petróleo con que la naturaleza dotó a ese país.

La historia debe dejar también constancia de que los trabajadores existen y son los que hacen posible el disfrute de los alimentos más nutritivos, las medicinas, la educación, la seguridad, la vivienda y la solidaridad del mundo. Pueden también, si lo desean, preguntarle a la oligarquía: ¿saben todo eso?

Los revolucionarios cubanos —a pocas millas de Estados Unidos, que siempre soñó con apoderarse de Cuba para convertirla en un híbrido de casino con prostíbulo, como modo de vida para los hijos de José Martí— no renunciarán jamás a su plena independencia y al respeto total de su dignidad. Estoy seguro de que solo con la paz para todos los pueblos de la Tierra y el derecho a convertir en propiedad común los recursos naturales del planeta, así como las ciencias y tecnologías creadas por el ser humano para beneficio de todos sus habitantes, se podrá preservar la vida humana en la Tierra. Si la humanidad prosigue su camino por los senderos de la explotación y continúa el saqueo de sus recursos por las transnacionales y los bancos imperialistas, los representantes de los Estados que se reunieron en París, sacarán las conclusiones pertinentes.

La seguridad no existe hoy ya para nadie. Son nueve los Estados que cuentan con armas nucleares, uno de ellos, Estados Unidos, lanzó dos bombas que mataron a cientos de miles de personas en solo tres días, y causaron daños físicos y psíquicos a millones de personas indefensas.

La República Popular China y Rusia conocen mucho mejor que Estados Unidos los problemas del mundo, porque tuvieron que soportar las terribles guerras que les impuso el egoísmo ciego del fascismo. No albergo dudas que por su tradición histórica y su propia experiencia revolucionaria harán el máximo esfuerzo por evitar una guerra y contribuir al desarrollo pacífico de Venezuela, América Latina, Asia y África.

Fraternalmente,