Entrevista a Antonio Rodiles. Un Cipayo más.

Rodiles y Ailer

 

Tomado de Revista Cipayos / La Bayamesa 

Corresponsalía de entrevistas.

Entrevista a Antonio Rodiles, director de Estado de SATS.

Estimados lectores, no queríamos dejar pasar más días para inaugurar nuestro espacio de Entrevistas a Cipayos famosos, pero queríamos comenzar con uno que bien valiera la pena entrevistar, y que por supuesto, fuera uno de los Cipayos con mayor vis cómica en la Cuba moderna.

Por tales motivos, decidimos comenzar con Antonio Enrique González Rodiles, uno de los Cipayos de menor impacto internacional, pero que ostenta una gran cantidad de seguidores en la Habana, Cuba y cuyo humor sobrepasa los límites previsibles para un hombre casi universitario.

Antonio Rodiles nos recibió en su mansión de Miramar el pasado 12 de Abril, a las 11:30 de la noche, pues según nos confirmó la noche es el horario que utiliza para no hacer nada, y era el único espacio disponible en su agenda. Pretendíamos entrevistar a Ailer González Mena, su esposa desde el principio, pero ésta iba de salida, y solo pudo incorporarse a las últimas preguntas a su regreso, cerca de las 3 de la mañana.

Revista Cubana (RC): Rodiles, muchas gracias por permitirnos ésta entrevista, y recibirnos en tu mansión.

Antonio Rodiles (AR): Bueno, gracias a ustedes por la entrevista, ya me venía haciendo falta un poco de visibilidad en los medios. Pero quisiera aclarar algo, en vista de que la entrevista no sea en términos Castristas. Ésta no es una mansión, es una modesta casa de varios cuartos, con vista al mar y piscina, los criados no tienen que trabajar mucho para limpiarla, solo ocupan dos días en la tarea y se les remunera muy bien.

RC: Ah, perfecto. Rodiles, antes de entrar en asuntos propios de tu vida, quisiéramos que nos contases sobre la película proyectada aquí: Casa Vacía, y el cine debate que se produjo.

AR: Claro, mira, la película en cuestión, es un film de mi íntimo amigo Lilo Villaplana, un hombre de pelo largo, que ha realizado producciones inmensas como el Capo. Además, la película cuenta en el guión con la participación de Ángel Santiesteban y Albertico Pujol, dos hombres de cultura invaluable.

RC: Claro, yo tuve la oportunidad de ver la película pero no me gustó mucho, ¿no te parece que el oficial de la seguridad está muy cruelmente representado?

AR: Mira, esºo es un asunto de visiones geométricas, en el caso nuestro, que miramos desde el coseno opositor, el oficial está bien representado, es un represor, que amenaza a sus reprimidos, al tiempo que reprime su propia represión interna. No sé si me entiendas.

RC: Algo, pero, ¿no crees qué aún así es una exageración?

AR: Mira chico, depende, a mi cuando era niño, mi papá me obligaba a nadar, y no me dejaba jugar con los amiguitos, en una oportunidad, el viejo incluso le dijo a un antiguo socio, hoy militante castro comunista, que no podía nadar detrás de la casa, y que si entendía esto sería mejor para la abuelita, ¿no ves el paralelo?

RC: Claro, entonces, ¿tú asumes al oficial como un represor al estilo de tu padre?

AR: No, eso suena Castrista, en realidad la vida es dura, yo mismo tengo las marcas de mis esposas recientes.

RC: Podrías mostrárnoslas para publicar.

AR: No chico, no me gusta hablar mal de las mujeres, y aunque Ailer no esté y la Mejicana tampoco, no me atrevería a mostrarte las laceraciones que he sufrido con ellas, siempre aprietan y aprietan más, y tratan de sacar excoriaciones a uno, solo para tener el control de la situación.

RC: Volviendo al tema, el cine debate se produjo con una participación abundante, que de provechoso salió de todo esto.

AR: Nosotros pretendíamos poner la película para cien personas, era el plan previsto con los amigos de afuera.

RC: Con Lilo y los guionistas.

AR: No, esos son mis socios, te digo con los amigos (y hace un signo de comillas) que son los que mandan la ayuda para la merienda y pagar la electricidad de la casa.

RC: Ah, esos amigos… claro, y que lograron.

AR: Te decía que pretendíamos que fueran cien personas, y asombrosamente llegamos a la cifra de más de una docena de participantes, de todos los renglones de la vida cultural opositora, tuvimos gente de todas partes, hombres con una visión muy amplia sobre los delitos sociales, los actos impúdicos y principalmente, víctimas de la represión. Uno de los que vino, por ejemplo estuvo preso por una foto que se tomó desnudo y que distribuyó entre mujeres jóvenes, pidiéndoles que se entregaran a él. Lo procesaron por abuso, indiscutiblemente un arbitrario ejercicio de poder, y un delito claramente político.

RC: Y los criterios sobre la película.

AR: Mira, muchos hablaron sobre la pérdida de actores cubanos, como el caso de Susana Pérez y su hijo, otros se centraron en decir que éste que hace de abuelo, se me olvida el nombre porque no es muy conocido, estaba destruido, y algunos hablaron sobre la calidad estética de la muchacha protagonista. En mi caso, hablé de la importancia de ver en el oficial de la seguridad un abierto enemigo, que deberá ser procesado en el futuro, por tener el carnet de la seguridad deteriorado. Es decir, si te paran en la calle y te muestran un carne viejo, con las esquinas desprovistas de condiciones físicas para su rectitud, entonces, eso es un problema, pero a los represores no, a esos no les pasa nada. ¿Ves la impunidad? 

RC: ¿Nadie habló del Lada?

AR: Si, Claudio Fuentes, hizo una intervención sobre el lada, y su importancia para la represión y reflexionó sobre las veces en las que nosotros en mi lada, hemos sacado gente de mi casa, por pensar diferente y venir a imponer criterios externos, haciendo un paralelo constructivo con las leyes del movimiento mecánico entre un lada y otro.

RC: ¿Por qué no vimos a Berta Soler y a Ángel Moya en la visualización de la película?

AR: Mira, esa respuesta es sencilla, Albertico había dicho que no marchaba con corruptos, digo, Eliecer dijo eso y Albertico envió un mensaje a Somos Más, el grupo de Eliecer en solidaridad con él y Berta dijo que no participaría en un cine debate dónde Albertico tuviera participación, porque el suscribía eso de no marchar con corruptos, y que ella, entonces, no marcharía más.

En el caso de Moya, es más sencillo, me llamó antes para decirme que no vendría aprovechando una oportunidad de visitar a un antiguo pero muy querido amigo de prisión, que tenía visita conyugal ese día, y que con el objetivo de engañar a los del aparato represivo, él logró cambiar con la mujer de su amigo la visita para ir él, y así poder conspirar tranquilo con su compañero. Yo lo entendí perfectamente y ahora que ya todo pasó no veo el porqué no decirlo, para que la seguridad sepa que nosotros si les podemos jugar cabeza.

RC: Rodiles, ahora apreciamos como logran simultanear espacios en Todos Marchamos, Santa Rita, contigo al frente y Lawton con Moya y Berta a la cabeza. Esto es adrede para despistar o es una situación fortuita.

AR: Mira, como físico-matemático-director de televisión, te puedo decir que lo fortuito no existe y que estos espacios están milimétricamente cuadrado por nosotros para hacer que la seguridad se maree.

RC: ¿No piensas que puede bajar la visibilidad de las Cipayas que antes marchaban en Santa Rita?

AR: Eso no importa, lo que importa es la visibilidad de todos, yo soy el que está recibiendo lo que se recibe (y hace un chasquido con los dedos), y Bertica y Moyita, siguen marchando con ropa blanca, solo que ahora dice Todos Marchamos, pero no pierden su autonomía, ellos pueden seguir moviéndose por Cuba sin contar con mi Lada. Es una organización perfecta. Somos como un grupo de moléculas molecularmente moleculadas, con un muy fuerte apego a la gravedad y el rozamiento.

En este punto de la entrevista, Ailer se incorpora para suerte de nuestro espacio.

AR: Mira, esta es mi esposa Ailer.

RC: Buenas noches Ailer, es algo tarde para andar en la calle, ¿no sientes miedo de la represión?

Ailer González (AG): No hijo no, aquí de noche no se reprime, ni de lunes a sábado aquí hay que tener miedo los domingos, que la cosa si se pone encendía.

RC: Hace unos días hemos visto como tu participación en Santa Rita ha mermado.

AG: Claro, mi respuesta anterior puede darte la respuesta posterior, u oportuna en el tiempo presente.

AR: Lo que pasa es que Ailer no quiere ir para Lawton, que es dónde están la mayoría de las mujeres y en Santa Rita estoy yo con los hombres, entonces, estamos tratando de equilibrar las cosas, además necesito que esté en la casa, porque alguien tiene que hacer el almuerzo del domingo, y los criados, no pueden porque se pasan la semana limpiando.

RC: Nos habías dicho que solo utilizaban dos jornadas.

AR: Si, para los cuartos de abajo y la sala, pero limpiar la piscina, el resto de la casa, los cuartos de arriba, barrer las áreas exteriores y sacar las babosas de mar del arrecife que no me gustan, les lleva un poco más de tiempo.

RC: Rodiles, alguna cosa para agregar a nuestros lectores antes de despedirnos.

AR: Si, mira, quiero decir que nosotros si somos más, que otro 18 es un juego de la charada, que el Foro por los Derechos y Libertades es la alternativa, que Todos Marchamos es la alternativa y que pese a todo, pese a los arrestos y detenciones, ya Berta lo dijo. “Cuando yo no esté, queda Rodiles al frente”, así que no se preocupen las Damas, pueden dejar que Berta sea encarcelada, o cualquier cosa, que siempre me tendrán a mí para sacar la cara por ellas.

Ya en la puerta, Rodiles  preguntó si me había gustado la entrevista y que quería decir Cipayos.

Mi respuesta fue que la entrevista era muy buena y que Cipayos eran los indios traidores al servicio de España, en la época de la conquista, su mirada se viró un poco, limpió los espejuelos y dijo que era algo así como un ralladillo, a lo que respondí que sí, que en términos modernos, es lo mismo que un mercenario.

En ese momento sonrió y mientras me alejaba en el carro, pude percibir una candanga de Ailer a Rodiles, y viceversa, supongo que finalmente habían entendido el término.

Anuncios

Un comentario en “Entrevista a Antonio Rodiles. Un Cipayo más.

  1. Pingback: Entrevista a Antonio Rodiles. Un Cipayo más. — Palabras entre el Café | Juventud Matancera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s