Los nuevos desatinos de un di$idente anticubano: Antonio González Rodiles

Rodiles, un di$idente anticubano

Por: Julio Alejandro Gómez Pereda / Palabras entre el café

Primero: llama particularmente mi atención que la foto que aparezca encabezando éste artículo, sea la de Rodiles y su esposa, como “representantes” del Foro por los Derechos y Libertades, teniendo en cuenta que no son solo ellos, los “disidentes” que lo integran, aunque se hace bastante evidente, que existe, incluso para Miami una clara y abierta subordinación del resto de los “grupos” asociados a este “foro” hacia Rodiles y su esposa.

Segundo: Los términos en los que Rodiles (porque queda claro que el artículo es de su autoría) se dirige a Obama, son bastante pálidos, siendo ilógico que no asista al evento al cual los han invitado por razones como las que expone, pues, si hubiese dicho más, quizá se hubiera podido hacer un esfuerzo por entender, pero al parecer, Rodiles y sus “amigos” tienen temor de ser demasiado enérgicos contra Barack Obama, quizá respondiendo a un instinto natural de preservación, pues si la guerra es abierta, no podrían encontrar mucha ayuda económica fuera de la administración norteamericana actual.

Tercero: Los argumentos dados, no solamente son tímidos y mediocres, sino que están desajustados del propio discurso norteamericano, pues debemos recordar que el propio Obama y Kerry (ahora en la Habana) han expuesto su intención de “democratizar Cuba” y de continuar el apoyo a lo que ellos llaman “sociedad civil independiente”, de la cual Rodiles y sus subordinados gustan considerarse parte.

Cuarto: La posición de auto exclusión siempre es un recurso para mostrarse víctima, pero no se dice nada de la participación de otros “disidentes” cubanos en estos eventos, quizá por falta de objetividad en el artículo o por un claro irrespeto a la libertad de opinión de la “otra ala disidente en Cuba”, lo que se contradice con el título del proyecto Foro de Derechos y Libertades, pues el no reconocer una opinión distinta, dice mucho de la falta de aptitud para participar en espacios “plurales y abiertos” de debate incluso dentro de la propia “disidencia”.

Quinto: La pretensión de Rodiles es demasiado elevada, cada cual debe vivir ajustado a su realidad histórica, pues más que un precepto marxista, es un asunto de sentido común, Rodiles no es más que un individuo aislado con un criterio que responde a sus más primitivos instintos e intereses económicos, por lo que no entiendo como asume que él sería un personaje importante o lo suficientemente interesante como para ser parte de un acto oficial entre ambos gobiernos; como diría mi abuela, demasiados pájaros en la azotea tiene este personaje.

Sexto: Aceptar o no el derecho de ser relegados en su propia tierra como dice Rodiles, no responde a la aceptación o invitación de los norteamericanos o no, sino que está relacionado con la aceptación del pueblo por las “causas” que defienden, y siguiendo este pensamiento, claro que están relegados en su propia tierra al no representar los intereses de los cubanos, pero pensar que esto está asociado a la actitud de la administración estadounidense, no es más que un pensamiento subordinado e históricamente atrasado.

Por tanto: Rodiles debería replantearse su postura, debería ser más humilde, debería tratar de estar más cerca de su pueblo, ser más nacionalista que anexionista, ser más patriota que individualista y ser más humano que “político” quizá así sería, además de más objetivo, una mejor persona.

Como detalle final, solo me gustaría añadir un dato a su tan difundida biografía, un amigo que conoció a Rodiles durante su paso por el pre universitario, me contó que él y Fernando Pita, un amigo de la época, rechazaron el modo de vida occidental y asumieron una postura dislocada socialmente durante su paso por el Pre, sería bueno pensar si estas actitudes descolocadas fueron el preámbulo de sus errores actuales al asumir posiciones “políticas” y sociales.

Rodiles, que tan lejos está de la intelectualidad cubana aunque presuma lo contrario, será como muchos otros, un triste bache en la historia de Estados Unidos con la “disidencia”, para quedar totalmente asfaltado y olvidado en un futuro no muy lejano.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s